EnglishEspañol
Buscar
Platocanario.es Pulpo del Castillo de San José. Lanzarote

La alimentación consciente

Escuchar este artículo ahora
Getting your Trinity Audio player ready...
La alimentación consciente nos invita a vivir el momento presente, a cuidar nuestro cuerpo y mente, y a reconocer la interconexión entre dieta, salud y entorno

La alimentación consciente es una práctica que va más allá de la simple ingesta de alimentos; implica una conexión profunda con lo que comemos y cómo lo hacemos. En un mundo dominado por la rapidez y la conveniencia, en la mayoría de las ocasiones olvidamos prestar la atención debida a nuestro cuerpo y a nuestras necesidades reales, comiendo de manera automática y sin reflexión. La alimentación consciente nos invita a desacelerar, a ser presentes en cada momento de la comida, reconociendo las señales de hambre y saciedad, y apreciando cada bocado con todos nuestros sentidos.

Practicar lo que se conoce como alimentación consciente no solo mejora nuestra relación con la comida, sino que también tiene un impacto positivo en nuestra salud mental y física. Al estar más conscientes de lo que comemos, podemos tomar decisiones más saludables, elegir alimentos que nutran nuestro cuerpo y reducir el riesgo de comer en exceso o de manera emocional. Además, esta práctica nos ayuda a descubrir la conexión entre ciertos alimentos y cómo nos hacen sentir, permitiéndonos ajustar nuestra dieta para mejorar nuestro bienestar general.

La alimentación consciente también nos conecta con el origen de nuestros alimentos. Nos hace más conscientes del proceso que conlleva llevar los alimentos desde la tierra hasta nuestro plato, fomentando una mayor apreciación y respeto por los agricultores, el medio ambiente y los recursos utilizados en la producción de alimentos. Esto puede llevar a elecciones más sostenibles y éticas en nuestra dieta, como optar por productos locales y de temporada.
En resumen, la alimentación consciente es una práctica que nos invita a vivir el momento presente, a cuidar de nuestro cuerpo y mente, y a reconocer la interconexión entre nuestra dieta, nuestra salud y el entorno.

Scroll al inicio