EnglishEspañol
Buscar
Platocanario.es Bao cristal de Kokoxili

Kokoxili, en Lanzarote, sube el nivel en algunas de sus propuestas

Escuchar este artículo ahora
Getting your Trinity Audio player ready...
Jaime Jiang presenta los nuevos platos que se incorporan a la carta del asiático

Hablar de Kokoxili en Arrecife (Lanzarote) es hacerlo de un local de referencia en la cocina asiática. De la China a Japón pasando por Tailandia, Corea o Vietnam. Su propietario, Jaime Jiang, hace tiempo que entendió que las tendencias iban por fusionar cocinas pero con base en el producto local. Eso, en la isla conejera, es decir mucho. Las características propias de su sector primario hacer que el producto local sea escaso, pero de extraordinaria calidad.

El Kokoxili es restaurante de referencia para familias, parejas o grupos de amigos. Incluso para aquellos que se ven obligados a tirar de menú porque las prisas del trabajo les impiden volver a casa. Local amplio, cómodo, cocina abierta y decoración elegante y, al tiempo, sobria. Su carta, asequible en precio, ofrece un menú degustación lo suficientemente amplio como para saciar el apetito del más hambriento de esta parte del Atlántico.

Nuevas propuestas

Pero Jiang, inconformista y en permanente búsqueda de la excelencia, quiere ir un paso más allá. Y este jueves presentó las nuevas propuestas que incorpora a la carta del Kokoxili. “La cultura local y la cultura asiática se combinan perfectamente en nuestras cocinas. Al equipo y a mí, nos encanta adaptar y crear nuevas recetas con productos de aquí y de allí”, destaca el empresario.

Lo hizo ante un reducido grupo de comensales entre los que se encontraban clientes fieles del local, periodistas gastronómicos e influencers. Jaime Jiang lo tiene claro: “El objetivo de este evento no era exclusivamente probar los platos y que nos diesen su feedback. Esto nos ayuda, obviamente, pero no es lo que perseguíamos. Nos interesa relacionarnos más de cerca con nuestros clientes y que, de nuestra mano, vivan una experiencia gastronómica en Lanzarote. Conocer sus gustos, inquietudes es una manera inteligente de crecer, mejorar y ofrecerles un servicio más completo”.

Producto de calidad

El resultado de la velada fue una suerte de menú degustación de seis pases, más el postre, en el que las texturas, los aromas y los sabores cobraban forma entre la clientela elegida. La Grandiosa Jiaozi abrió el desfile. En su interior aparecía una tierna carne de ternera y foie. Le siguió el Bao cristal (foto de portada). Gambas y bambú en el interior del colorido pan. De esos platos que motivarán más de un «papi, quiero uno de esos», por lo llamativos. El tercer pase lo protagonizó el Wantun XL. Difícilmente encontrarán uno similar, con relleno de producto ibérico.

El sushi creativo vino de la mano de cuatro nigiris de una tacada (Tilapia cítrica con tiritas de piel de lima; de caballa con cebolleta china; de huevo de codorniz con trufa, sésamo y cebolleta y de tamago con salsa teriyaki y sésamo) y uno gourmet con Langostino tigre con el arroz camuflado entre el coral de la cabeza. El remate fue un Ramen de sabroso caldo de miso y lo habitual en estos casos: huevo sancochado y marinado en soja (Ajitsuke tamago), chashu, o cerdo asado chino, verduras, naruto…

Todo ello ya está en la carta del Kokoxili. Un lugar que pretende seguir siendo el referente de la cocina asiática, con precios asequibles a todos los bolsillos, más una nueva oferta para paladares más exigentes. ¡Buen provecho!

Scroll al inicio